En los días primaverales, las mujeres quieren mostrar sus piernas. Por eso, deciden usar shorts o faldas cortas. Pero a veces no pueden hacerlo porque tienen varices en las piernas que las hacen sentir molestas y poco atractivas.

Una innumerable cantidad de mujeres (y en menor medida, de hombres) tiene baja autoestima debido al aspecto oscuro o protuberante de sus venas. La buena noticia es que existen remedios caseros para las várices que están al alcance de todos y son fáciles de implementar en la vida cotidiana.

Estos tratamientos para las varices no son invasivos y pueden realizarse en la comodidad del hogar. No requieren de utensilios costosos ni consumen mucho tiempo. Sin duda, aquellos que no están seguros de implementar un tratamiento natural para las varices  no conocen sus beneficios o nunca los probaron.

La naturaleza es sabia y, como tal, nos ofrece los ingredientes para mejorar nuestra salud y resaltar nuestra belleza. Los remedios caseros para varices son altamente recomendables y brindan soluciones indoloras.

Conoce Mi Historia

Mi vida estaba en el abismo por las várices. Pero logré erradicarlas para siempre de mi cuerpo.

Conoce Mi Historia

Causas de las várices: ¿Por Qué Salen Varices en las Piernas?

A veces nos preguntamos por qué salen varices en las piernas. Averiguamos y solemos obtener diferentes respuestas. Con tanta información disponible, ya no sabemos qué pensar. Esto se debe a que las causas de las várices son diversas.
Antes de indagar acerca de estas causas, es importante que aprendamos qué son las varices. Las venas tienen válvulas que permiten la correcta circulación de la sangre. Las válvulas debilitadas son la causa de las varices, ya que la sangre no puede circular y entonces la vena se hincha y deforma. Los factores que causan las varices pueden ser genéticos, ya que el heredar venas delgadas puede generar la aparición de estas molestas visitantes porque la sangre no tiene espacio para circular y por lo tanto se acumula.
Causas de las varices

Otras respuestas a la pregunta de por qué salen las varices en las piernas son el sedentarismo, la obesidad, el estreñimiento, el embarazo, la vejez, la menopausia, la utilización de prendas de ropa ajustadas y el estar mucho tiempo sentado o mucho tiempo de pie. Ahora que tenemos todas las respuestas a por qué salen las varices, aprendamos cómo curarlas.

Cómo Curar Las Várices

Cómo se curan las varices es un interrogante con múltiples respuestas, según las necesidades de cada mujer y los elementos naturales que tenga a su disposición. A continuación, veamos ocho tratamientos que nos indican cómo curar las varices.

  • Aloe vera: el aloe vera dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona afectada, por lo que es un excelente remedio para curar las varices. Se debe cortar el aloe vera al medio y extraer su gel. Luego, te recuestas con las piernas hacia arriba y las masajeas utilizando el gel de aloe vera, siempre comenzando desde los tobillos y yendo hacia las rodillas. Una ducha previa en las piernas aumenta la efectividad del aloe vera. Realiza estos masajes una vez al día.

    aloe vera
  • Ajo: el ajo ayuda a desinflamar las venas, mejora la circulación y disminuye la nitidez de las varices. Se deben cortar 6 dientes de ajo en láminas delgadas. Mezclarlos con 3 cucharadas de aceite de oliva y jugo de limón. Colocar la mezcla en un envase de vidrio con tapa de corcho para que la preparación respire.

    Dejar macerar 12 horas. Antes de aplicarlo, agitar el recipiente para que se mezclen los ingredientes y masajear la zona donde irá el ungüento. Aplicar cuatro veces a la semana. Además, incluir un ajo diario en la dieta es una excelente medida preventiva para la aparición de las varices.

  • Baños de inmersión: sumergir las piernas en agua brinda un gran alivio para las varices. El agua debe estar fría o tibia, nunca demasiado caliente, ya que el calor excesivo es contraproducente para las varices y puede empeorarlas. Después de llenar la tina con agua, agregar laurel, menta, manzanilla, unas gotas de limón y bicarbonato de sodio. Relajar las piernas durante 10 minutos y luego secar. Realizar este baño cada noche antes de ir a dormir.

    baño de inmersion
  • Col: la col posee una gran cantidad de componentes nutricionales, como vitamina K, vitamina U, sulfuro y potasio. Estos componentes alivian el dolor provocado por las varices. Lavar las hojas de col y picarlas. Agregar agua para formar una pasta. Aplicar la pasta en las piernas y envolverlas con lino. Esta tela permitirá que la pasta no se caiga y que la piel respire. Dejar el ungüento durante 2 horas y luego enjuagar. Repetir el procedimiento 2 veces al día.
  • Ginkgo biloba: el ginkgo biloba mejora la circulación sanguínea, por lo que es una cura fantástica al problema de cómo curar varices. Tomar una taza de agua hirviendo e incorporarle una cucharada de ginkgo biloba. Dejar reposar durante 10 minutos. Para mejorar la efectividad del ginkgo biloba, tapar la preparación mientras se macera. Consumir una taza por día.
  • Masajes: la aromaterapia también nos brinda soluciones al interrogante de cómo aliviar varices. Los aceites esenciales penetran en la piel ayudando a mejorar la circulación sanguínea, desinflamando, aliviando el dolor y quitando la sensación de pesadez en las piernas. Estos aceites no se deben aplicar puros sobre las varices, sino que se debe tomar un aceite base, que puede ser de girasol, soja o almendras, y luego sumarle gotas de diferentes aceites esenciales.

    aromaterapia
    El mejor aceite para curar las varices es el aceite de ciprés. Se deben tomar 200ml de aceite de girasol, soja o almendras, e incorporarle 12 gotas de aceite de ciprés. Masajear, con las piernas en alto, desde los tobillos hacia las rodillas haciendo movimientos circulares. Masajear las piernas una vez al día.
  • Semillas de uva: las semillas de las uvas poseen un antioxidante que fortalece los tejidos de las venas, lo cual reduce la inflamación de las mismas. Se pueden masticar las semillas directamente, aunque poseen un gusto amargo. Una solución más apetecible es machacar las semillas hasta formar un polvo.

    Incorporar este polvo a sopas, batidos y jugos, ya que de esa manera resultará agradable al paladar y muy beneficioso para las venas. Las embarazadas, los niños y aquellos que ingieren anticoagulantes deben evitar el consumo de las semillas de uva. Agregar una cucharadita de polvo a sopas, batidos o jugos una vez por día.

  • Vinagre de manzana: el vinagre de manzana posee propiedades antiinflamatorias, por lo tanto, su uso ayuda a combatir y mejorar el aspecto de las varices. Se puede utilizar de diversas formas. Una opción es agregar dos cucharaditas de vinagre de manzana a un vaso de agua. Consumir dos vasos de agua con vinagre de manzana por día.

    Otra opción es empapar un paño en vinagre de manzana y aplicarlo como una compresa sobre las varices.Se puede dejar la compresa quieta durante media hora o masajear suavemente la pierna utilizando el paño húmedo también durante media hora. Realizar una vez por día.

    Ya sabes cómo tratar las várices, te contaré mi historia sobre cómo logré eliminarlas para siempre, ahora disfruto de mi cuerpo sin várices ni arañitas.

    vinagre de manzana
La cura para las varices no es un único secreto oculto, sino todo lo contrario. En este artículo se mencionan varias soluciones para que puedas lucir tus piernas sanas y bellas.

Conoce el TratamientoConoce el TratamientoLee mi historia y conocerás el mejor tratamiento para las várices que logró que pueda volver a mostrar mis piernas.