tratamiento para las varices
Existe una enorme cantidad de tratamientos para las varices. Muchos de ellos son costosos, dolorosos e implican estar en reposo durante varios días. Pero también existen remedios caseros para las varices que son altamente efectivos, económicos y naturales. Cualquier persona puede preparar estos remedios en la comodidad de su hogar y disfrutar los beneficios de lucir piernas impecables en muy poco tiempo. Un tratamiento natural para las varices es una excelente manera de lidiar con este problema que tanto incomoda a mujeres de todas partes del mundo. Ya no tendrás que preocuparte por tapar tus piernas en un día soleado.

Los remedios caseros para varices se preparan a partir de elementos naturales. Los componentes de estas soluciones hechas en casa no son difíciles de conseguir ni son costosos. La propuesta es que las mujeres de hoy, ocupadas y llenas de obligaciones diarias, puedan armar sus propias cremas o infusiones para mejorar el aspecto y la salud de sus piernas. Los remedios caseros para eliminar las varices rápidamente son una herramienta poderosa y eficaz, que además de mejorar los problemas vinculados al sistema circulatorio, también mejorarán el bienestar de manera integral.

Conoce Mi Historia

Las várices son el pasado para mí. Logré eliminarlas por completo y ya puedo lucir mis piernas nuevamente.

Conoce Mi Historia

Remedios Caseros y Naturales Para Las Várices

Los remedios naturales para las varices están al alcance de la mano. Son fáciles de preparar y de implementar. Los resultados se evidencian en tan poco tiempo que la molestia que ahora sientes en las piernas será cosa del pasado rápidamente. Prepárate para mostrar tus piernas gracias a estos remedios caseros para varices:
  • Arándano: el arándano favorece la circulación sanguínea, posee propiedades vasodilatadoras, antihemorrágicas y fortalecedoras de las paredes de las venas. Además, es rico en bioflavonoides y vitamina P. Una infusión realizada a partir de una cucharadita de arándanos secos en una taza de agua es una solución eficaz contra las varices. Consumir dos tazas por día.
  • Caléndula: la caléndula mejora el tono de las venas y las hace menos susceptibles a la degeneración debido al paso del tiempo. Es anti-inflamatoria, repara tejidos dañados, alivia el dolor de varices y reduce la hinchazón. El uso prolongado de la caléndula hace que las varices desaparezcan completamente. Para formar una crema natural a base de caléndula, es necesario tomar sus pétalos y lavarlos. Luego, molerlos hasta obtener una pasta. Aplicar la pasta sobre las varices a la noche, antes de ir a dormir. A la mañana siguiente, enjuagar. Repetir el procedimiento hasta que las varices desaparezcan por completo.

    Remedios Caseros y Naturales Para Las Várices
  • Ciprés: el ciprés se utiliza para el tratamiento de enfermedades del aparato circulatorio que implican la inflamación de las venas. Este tipo de anomalías causan dolores en las piernas, pero gracias a un remedio casero para las varices hecho a base de ciprés las molestias desaparecerán. Cocer dos cucharadas de hojas secas de ciprés en un litro de agua durante 10 minutos. Colar y dejar enfriar. Tomar 7 cucharadas diarias. Esta preparación también se puede aplicar por vía externa sobre las varices con la ayuda de un algodón.
  • Corteza de pino: la corteza de pino posee antioxidantes que mejoran la circulación sanguínea y reparan los tejidos. Además, su consumo fortalece las paredes de las venas y alivia la hinchazón. El extracto de corteza de pino se adhiere al colágeno presente en las paredes de las venas y hace que los capilares se vuelvan más fuertes y elásticos. Al lograr esto, mejora la circulación y reduce la presión sanguínea. Además, posee propiedades anti-inflamatorias que reducen la inflamación crónica. Ingiere el extracto de corteza de pino en forma de suplementos todos los días, de 50 a 100 mg en cada ingesta, tres veces por día.
  • Hammamelis: las propiedades astringentes de esta hierba actúan sobre el sistema circulatorio y desinflaman y alivian la pesadez producida por las varices. Se puede utilizar hammamelis tanto por vía externa como por vía interna. Por vía interna se debe agregar una cucharadita de hojas secas de hammamelis a una taza de agua hirviendo. Dejar reposar cinco minutos y tomar dos tazas al día. Por vía externa, se puede aplicar agua de hammamelis directamente sobre las varices con un algodón.

Tratamiento Natural Para Las Varices

Tratamiento natural para las varices
Un tratamiento natural para las varices es un tratamiento integral, que abarca y mejora todos los aspectos de la vida. La respuesta a cómo tratar las varices no se limita a este problema específico, sino que implica estar dispuestos a mejorar toda la calidad de nuestra existencia.

Sabemos que debemos llevar una dieta sana y hacer ejercicio de manera regular, pero es fundamental conocer qué alimentos y qué tipos de ejercicios son los indicados para combatir las varices. Además de utilizar los remedios caseros que hemos mencionado previamente, un tratamiento natural para varices está compuesto de los siguientes ingredientes:

Dieta Saludable:

La alimentación correcta debe aportar todos los nutrientes necesarios para favorecer la circulación sanguínea. Esto implica que debe ser una dieta rica en fibra, pobre en grasas y baja en sal. Los alimentos ricos en fibras disminuyen el colesterol y mejoran la circulación. Cada día se deben ingerir frutas (las más indicadas son los cítricos y las fresas), verduras (pimientos, rúcula, col, brócoli, coliflor, espinaca, espárragos, cebolla, ajo), legumbres (lentejas, garbanzos), semillas (de chía, de sésamo, de lino y de linaza) y cereales integrales (quinoa).

No todas las grasas son malas. Los ácidos grasos esenciales, llamados “grasas sanas”, se encuentran en los aceites vegetales, frutos secos y semillas. Estas grasas sanas son necesarias para mantener el sistema cardiovascular en forma. El mejor aceite es el aceite de oliva, ya que posee omega 9.

Consumir nueces en cantidad moderada (no más de 5 por día) es bueno para la circulación debido a la presencia de omega 3 en este fruto seco. Se debe evitar el consumo de grasas saturadas, embutidos y harinas refinadas. Estos alimentos nocivos poseen colesterol, el cual se acumula en las arterias y provoca mala circulación, así como también deteriora las paredes de las venas.

alimentacion para las varices

Consume carnes rojas sólo dos veces por semana. Además, reduce el consumo de sal porque ésta aumenta la presión arterial y puede incrementar la rigidez de las venas. Incorpora mucho líquido: agua y jugos exprimidos de naranja y de limón, ya que poseen hesperidina, un flavonoide que mejora la circulación.

No debemos olvidar que nuestra alimentación repercute en todas las partes de nuestro cuerpo, por lo que una dieta saludable es el tratamiento contra las varices más indispensable.

Ejercicio

No toda la actividad física es recomendable para las personas que poseen varices. Los deportes o disciplinas de impacto pueden bloquear el flujo sanguíneo y así ampliar la presión en las venas, la cual genera las varices. Si disfrutas mucho de este tipo de ejercicios, debes utilizar medias de compresión al practicarlos. El esquí tampoco es recomendable porque las botas que se utilizan en este deporte inmovilizan los pies e impiden que los músculos de las pantorrillas hagan circular la sangre hacia el corazón.

Respirar de manera apropiada es una herramienta fundamental para evitar la aparición de nuevas varices. Si bloqueas la respiración al hacer fuerza durante la actividad física, causas presión sobre las venas. Recuerda que debes exhalar al momento de realizar fuerza y nunca debes contener la respiración.

Las actividades recomendadas son: son la natación, las caminatas a paso rápido, el ciclismo, el tai chi, el yoga y la elongación. Por el contrario, se deben evitar los siguientes deportes o actividades: squash, tenis, fútbol, boxeo, karate, judo, taekwondo, ejercicios con pesas, correr y la utilización del escalador.

Masajes

Otro tratamiento para eliminar las varices rápidamente son los masajes. Puedes aprender a hacer masajes caseros. Lo importante es que recuerdes que nunca debes realizarlos directamente sobre las varices. Debes comenzar en los pies y subir poco a poco hasta las caderas, sin aplicar demasiada presión. De esta manera, se movilizan los tejidos congestionados y la sangre fluye hacia el corazón.

Utiliza las palmas de las manos y evita ejercer presión con las yemas de los dedos. El aceite esencial de ciprés es excelente para realizar masajes, ya que ayuda a disminuir la retención de líquidos y mejora la circulación.

El aceite esencial de enebro es otra opción a tener en cuenta, debido a que es un gran estimulante local. Para mayor efectividad, lo ideal es que tus piernas están elevadas a 45 ° mientras las masajeas.

Reflexología

Entre los tratamientos para varices alternativos, se encuentra la reflexología. La reflexología podal se basa en la consideración de que los pies tienen puntos reflejos que se relacionan con diferentes áreas del cuerpo. Cuando estos puntos reflejos son estimulados de manera correcta, las dolencias que podamos padecer se alivian de forma gradual. La presión que se ejerce sobre la planta del pie con el dedo pulgar (primero de manera suave y luego con mayor intensidad) favorece la circulación sanguínea y elimina las pequeñas varices del pie.

reflexologia para las varices

Esta técnica es muy beneficiosa para mejorar la circulación de retorno. En algunos casos podemos aplicarnos reflexología nosotros mismos, pero para las varices es conveniente que la la reflexología la realice un profesional.

Como en cada terapia física, se requiere una práctica regular para obtener resultados beneficiosos. Lo ideal para las varices es dos veces a la semana durante tres a seis semanas.

Sabes cuáles son los pasos para combatir las várices y las arañitas; déjame contarte mi historia sobre cómo pude eliminarlas por completo de mi cuerpo.

Otras Consideraciones

Además de estos tratamientos para las varices, es necesario recordar algunos consejos generales:
  • Trata de no mantener la misma posición durante mucho tiempo, ya sea el estar parado, sentado o con las piernas cruzadas.
  • No utilices ropa ajustada que dificulte la circulación e intenta vestir medias de comprensión cuando sientas molestias intensas.
  • Eleva las piernas para mejorar la circulación y utiliza calzado cómodo, de un taco menor a 4 centímetros.
  • Evita fuentes de calor excesivo, una prolongada exposición al sol, la calefacción a la altura de las piernas, los baños con agua muy caliente, el consumo de alcohol, la depilación con cera y el tabaquismo.
Cambiar nuestros hábitos perjudiciales por otros saludables no sólo nos ayudará a combatir las várices, sino a ser vivir una vida más sana, placentera y feliz.

 

Conoce el TratamientoConoce el TratamientoConoce mi historia y sabrás cuál es el mejor tratamiento con el que logré decirle adiós a las várices.